GDV Direct Bio-Well Consultant et distributeur en imagerie électro-photonique

El balance energético a través de la imagen electrofotónica. Por Christian Bordes.

Christian Bordes, Osteopata y Bionutricionista

Ejerzo la osteopatía desde 1988, muy pronto me decepcionó la falta de estabilidad en el tiempo de ciertos resultados obtenidos con mis pacientes. Convencido por múltiples resultados fulgurantes relacionados a un simple cambio nutricional, varios años después una etapa de formación y práctica en naturopatía que marcará definitivamente mi camino. Una década de práctica del Qi Gong terapéutico, según el método del Dr. Liu Dong

viene a confirmar la necesidad de hacer funcionar a la par la higiene interna y el enfoque energético. La “revelación” llegó con el descubrimiento del estudio de la imagen energética que vengo empleando en mi consulta desde hace 16 años. Uno de los últimos desarrollados en cuanto a equipos (la cámara Bio-Well, puesta a punto por el Profesor Korotkov) me produce actualmente grandes satisfacciones. Un equipo de científicos rusos de la Universidad de San Petersburgo ha completado, tras veinte años de un verdadero trabajo “de chinos” en beneficio de quienes practicamos este método y, sobre todo, de nuestros pacientes. Aceptado por el Ministerio de la Salud 

Rusa y Bielorrusa, así como por el ministerio de Deportes, este sistema de investigación está presente en todo el mundo en más de 50 países. Los congresos internacionales permiten a médicos y terapeutas publicar sus estudios a nivel internacional simplemente por el hecho de que la comunidad científica internacional ha aprobado este sistema como suficientemente fiable y reproducible; forma parte de los M.I.A.D. (métodos informáticos de ayuda al diagnóstico). A modo de ejemplo pueden consultar los sitios web biowell-es.6temflex.com y www.gdv-direct.com en la sección de “Publicaciones”. Yo coordino cada año una delegación francófona en el Congreso Internacional de San Petersburgo el primer fin de semana de julio. Todos los terapeutas interesados son siempre bienvenidos: Pídanos información.


Como todos sabemos, un paciente que acude con lo que sea a la consulta de un médico o terapeuta, en el mejor de los casos, no nos muestra más que “la punta del iceberg”. ¡Y es un inconveniente para nosotros ya que se hace necesario encontrar el resto! ¡Por muy precisa y minuciosa que sea la anamnesis, no podemos pasar el día tras nuestros pacientes para encontrar aquello que nos dijera mucho más! Así pues, a veces, hay que conformarse con los “ingredientes” que nos proporciona y con nuestra propia experiencia. Para aquellos bendecidos con una fina intuición, algunos elementos podrían, en el mejor de los casos, ponerse de relieve en beneficio del paciente, en el sentido de la calidad de nuestros servicios. Pero ¿estamos seguros, a pesar de todo esto, de comprender las causas reales que llevan al paciente a nuestra consulta? Nada más lejos de mí que la idea de decir que podríamos depender, ni por un segundo, de una “máquina milagro” cualquiera aunque tengamos uno de los mejores instrumentos que sea: nuestras manos y nuestra “escucha”, manos pacientemente educadas y ultrasensibles. Pero si es posible poner al descubierto un indicio sólido, es nuestro

deber hacer todo lo posible. No debemos dudar, si no tenemos la capacidad, en enviarlo a nuestros colegas acupuntores u homeópatas para mejorar “el terreno” paralelamente a nuestros propios cuidados. Incluso solicitar un diagnóstico diferencial a nuestros equivalentes médicos alópatas si están abiertos a este tipo de colaboración. De todas formas sólo cuenta una cosa ¡todo debe ser hecho en pro del interés de quien nos consulta!

Ventajas de la cámara Bio-Well
Pueden destacarse ventajas de primer orden en lo referente al empleo de ese sistema:
-Muy fácil manejo
-No invasivo
-Ultra-rápido (menos de dos minutos para digitalización de las imágenes y obtención de resultados)
-Indoloro
-Sin contraindicaciones

Puesta en marcha
1/Se inscribe el nombre, sexo y edad del paciente en una carpeta personalizada y archivable.
2/El paciente pone la punta de sus diez dedos sobre el cristal de cuarzo de la cámara (ver fotografía abajo) y el especialista registra las diez imágenes en alrededor de 1 minuto.
3/Diez segundos después el servidor reproduce un balance completo del paciente!
Resultados obtenidos: calidad del campo vital, energía de los chacras, biorritmos, equilibrio yin/yang y balances de los meridianos (MTC), nivel de estrés, estado general de salud, reserva de energía de los diferentes órganos y sistemas, equilibrio preciso de cada órgano, escáner energético, así como un informe completo que puede entregarse al paciente y que refleja su estado el día de la consulta.
4/Y una auténtica revolución terapéutica: la posibilidad con un simple clic de producir, mediante el servidor y en sólo 10 segundos, una banda



el-balance-energetico-a-traves-de-la-imagen-electrofotonica-1

sonora frecuencial que reenvía al paciente las frecuencias concretas que necesita para corregir sus propios desequilibrios (esto está clasificado como “Terapia Ultra Breve” por la Ejército en los estados de sobre-estrés).
5) Finalmente, nos da la posibilidad de un enfoque “predictivo” que permite una auténtica prevención en el marco de un planteamiento integral.
Aparte de las valiosas informaciones que nos proporciona, este sistema parece ser una maravillosa herramienta educativa en el cara a cara con nuestros pacientes ya que podemos “poner el dedo”, señalar de una manera muy fiable problemas subyacentes que pasaron desapercibidos durante la anamnesis o en las exploraciones y exámenes convencionales. El resultado de nuestras correcciones y

regularizaciones puede leerse inmediatamente en las imágenes y diagramas siempre y cuando la homeostasis haya podido hacer su trabajo de “restauración” en función de la vitalidad del sujeto.
Por todo esto, será bueno considerar los resultados 24 horas después, con el objeto de que todas las “mareas energéticas” ligadas a nuestros diferentes meridianos hayan podido cerrar un ciclo completo.
Como todos sabemos, es preferible pedir al paciente que espere 3 días completos antes que sacar conclusiones precipitadas (¡y más cuando las lesiones se cronifican tras varios años!).
Ejemplo de práctica clínica: ¡un tema de plena actualidad!
Sin saberlo, ¡asistimos al mayor escándalo sanitario de todos los tiempos! Quiero hablar aquí de un perjuicio tecnológico insidioso que azota a casi la totalidad de los habitantes del planeta. Trata de la exposición prolongada a los campos electro-magnéticos artificiales. ¿Por qué es un escándalo sin precedentes? La explicación es bien simple: ¿Quién puede

decir que no está expuesto a estas ondas, exceptuando a los habitantes de lejanos desiertos, profundos valles del Himalaya o algunos ascetas que viven en el fondo de su cueva? ¡Es verdad que todo el mundo está afectado en mayor o menor medida según donde viva o trabaje. ¡Sólo los operadores de telefonía siguen negando rotunda-mente que corramos riesgo alguno!
¿Por qué? No olvidamos que permanentemente navegan en decenas de órbitas alrededor de la tierra satélites que barren literalmente la superficie del globo durante las 24 horas del día. Aún alejadas, las antenas de las redes de telefonía, hertzianas, Wifi, Wimax, emiten a suficiente distancia para llegar hasta las poblaciones más remotas.
Paralelamente asistimos, a nivel planetario, a grandes cambios. La salud, nuestro bien más preciado, falta cada vez a más personas a pesar de la relativa prolongación de la esperanza de vida. Los cánceres se multiplican, las enfermedades autoinmunes también, y los investigadores se preguntan cómo frenar este crecimiento expo-nencial, cómo lograr una verdadera prevención, ¿existen sistemas capaces de informarnos anticipa-damente para poder actuar a


el-balance-energetico-a-traves-de-la-imagen-electrofotonica-2

tiempo? Les puedo tranquilizar, la respuesta es ¡SÍ! Es en este punto donde se sitúa el interés por este sistema.
Veremos cómo, con este tipo de cámara, podemos recabar informaciones esenciales para “encaminarnos” hacia un verdadero proceso preventivo en el día a día. Vamos a ver cómo hacer una evaluación de nuestro estado de salud y vitalidad, luchar con eficacia contra el estrés, regular los problemas de insomnio, fatiga, etc. Y vamos a ver cómo, a partir de los campos electromagnéticos artificiales, no queda más que un paso hasta el Alzheimer, la leucemia o el cáncer de mama o cerebral según las personas. ¡Más de 3000 publicaciones científicas en todo el mundo presentan pruebas que confirman los efectos perniciosos de las ondas artificiales de origen tecnológico! Sólo los investigadores indepen-dientes que han tenido y tienen el mérito de arrojar luz sobre los efectos fisiopatológicos generados por la sobredosis de campos tienen el valor de pronunciarse. Todos los demás, lobbies y políticos, ocultan el riesgo. Ver el esquema más abajo puesto a punto gracias a la inestimable ayuda de un equipo de

investigadores vinculado a PRIARTEM y entre quienes ¡agradecemos al Dr. Richard GAUTIER por la precisión de su trabajo! ¡Y perdón por el idioma, está hecho en Francia!

Conductas urgentes que todos hemos de tener en cuenta, ¡sobre todo los más jóvenes y las mujeres embarazadas!:
1. Ser conscientes de esto para protegerse mejor.
2. Detectar clínicamente los primeros trastornos.
3. Cómo gestionar de forma práctica esto en el día a día.
Vivimos una era de progreso, a la que no hemos de renunciar pero sí, en lo que podamos, ¡adaptarnos convenientemente! Hoy, tras 30 años de experiencia clínica con mis pacientes, me gustaría compartir con ustedes algunas de mis experiencias al hilo de estos últimos 15 años de investigación centrada en el tema que venimos tratando.


Los síntomas clave del estado de electrohipersensibilidad (EHS)
Entre la variedad de síntomas descritos por los pacientes, aquellos que más se citan son: dolores de cabeza frecuentes, fatiga inexpli-cable, insomnios, depresión nerviosa sin causa aparente, sensación de “cabeza vacía”, pérdida del equilibrio, , cervicalgia, dolores varios, problemas de concentración, sensación de opresión, trastornos del ritmo cardíaco, trastornos neurodegenera-tivos, fibromialgia. No es ésta una lista exhaustiva, pero nos muestra cómo ¡todos somos EHS en potencia! El principal problema en materia de diagnóstico diferencial para
Continuación Software GDV

los médicos que se ocupan de esto es que estos síntomas son aplicables a otras patologías. Y si el estado de EHS no se diagnostica desde un principio, el paciente puede perder meses e incluso años entre médicos y especialistas, multiplicándose costosos exámenes y cargando un poco más el déficit de la Seguridad Social! Todo esto simplemente por el hecho de que el planteamiento sobre el EHS todavía no es reconocido en el medio universitario “oficial”. Retomo una cita del Dr. Georges: “El cuerpo tiene razones que la medicina ignora”. A partir de esta evidente carencia en el enfoque del diagnóstico, éste es el protocolo que he elaborado en el transcurso de mis años de experiencia. De los puntos 1 al 7, las mediciones pueden ser realizadas por médicos y terapeutas, mientras que los puntos 8, 9 y 10 requieren la obligatoria intervención de un doctor en medicina. Pero como veremos en los dos casos clínicos citados después, a menudo tendremos sobradas pruebas de un estado de EHS bastante antes del punto 8. El resto tiene como finalidad objetivar los daños colaterales, como por ejemplo la hipoperfusión cerebral, primeros síntomas del Alzheimer (punto 10). Este tipo de examen es utilizado habitualmente por el Prof. Dominique Belpomme, uno de los pioneros en esta materia.

Protocolo de evaluación para determinar la electrohipersensibilidad (EHS) en un paciente
Los test aquí estudiados van del más simple y menos costoso al más sofisticado y más caro. Así el o los operadores podrán elegir en función de los presupuestos o infraestructuras de que dispongan. Para contemplar el más absoluto rigor científico, lo ideal sería validar el estado de EHS mediante el contraste de los diferentes balances para llegar a certezas absolutas.
1.ANAMNESE: Evaluación previa a cualquier proceso en el que se manifieste fatiga crónica inexplicable, migrañas, hiperexcitabilidad y nerviosismo, trastornos de la memoria y de la concentración, acúfenos, señales precoces de Alzheimer o Parkinson (según la edad, por supuesto), incluidos todos los trastornos anteriormente citados.
2.TEST MUSCULAR: mediante la evaluación de ciertos grupos musculares predeter-minados (deltoides, cuádri-ceps, etc.) igual que se hace en los hospitales o centros de


rehabilitación después de un accidente que haya comprometido el aparato neuromuscular en su integridad. Así, podemos concebir una escala del 1 al 5 a partir del aspecto cualitativo del test. Este tipo de test se realizará con y sin “contaminaciones” (más tarde hablaremos de “cómo hacer” para aislar al paciente de los CEM antes de la medición).
3.MEDICIÓN DEL TONO MUSCULAR: Para mejorar la noción de reproducibilidad del test anterior empleamos, en nuestra práctica, un equipo ultra preciso que permite evaluar la fuerza de la pinza pulgar/índice en un sujeto normal y la pinza pulgar/meñique para medir con mayor precisión (Sensor digital Mecmesin). Este aparato electrónico está basado en el principio del dinamómetro de medida en kgf (kilogramo fuerza) o en N (newton). Todas estas medidas son extrapolables en el ordenador para obtener estudios estadísticos cuando sean necesarios.
4.TEST DE AMPLITUD ME-DIANTE ELEVACIÓN DEL MIEMBRO INFERIOR: Efec-tuaremos la medición de la cadena muscular más “retraída” o la menos flexible (muy fácil de evaluar). Con una medición de la distancia talón/suelo, con y sin

exposición a los CEM, inmediatamente podemos ver cómo y en qué proporciones el cuerpo se pone en tensión. La obra del Dr. Gérard Dieuzaide, “Las enfermedades por las ondas”, edición Dangles, detalla maravillosamente los protocolos que debemos poner en marcha los terapeutas.
5. SATURACIÓN DE OXÍGENO EN SANGRE Y TOMA DEL PULSO SIMULTÁNEAMENTE: mediante oximetría (sistema NONIN u otro). Esto nos permitirá revelar tanto la más mínima respirabilidad de los tejidos como una taquicardia provocada por reacción a la exposición a los CEM.
6.TEST DE TENSIÓN COR-PORAL INDUCIDA: para medir la “electrificación” del cuerpo. Esta medición se realiza gracias al sistema DIGITECH FUERA y SOBRE un tapete o alfombrilla de toma de tierra (modelo ES-PRAVENT o equivalente) conectado a tierra sin sobrepasar los 70 ohm como máximo (lo ideal se sitúa entre 0 y 30 ohm). La diferencia entre las mediciones del antes y después de la toma de tierra será guardada y demostrará la importancia de la electrificación.
7.IMAGEN CON CÁMARA ELECTROFOTÓNICA BIO-

WELL DEL PROF. KOROTKOV: Consideraremos aquí la variabilidad del campo y su impacto sobre determinadas glándulas, entre ellas la epífisis, así como sobre la zona cerebral en el lado de mayor uso del teléfono móvil. Lo ideal sería una medición antes y después de 15 minutos de utilización para estimar el incremento de los daños. En pro del rigor y la fiabilidad de la medición hay que llevar a cabo la captura de la imagen sin y con la toma de tierra del sujeto, para obtener una referencia de partida. Esto siempre ha sido previsto por el Prof. Koroktov en sus sistemas de medición.
8. ANÁLISIS DE SANGRE: Pueden hacerse muchos análisis de sangre y resultarán de la clínica del paciente. A modo de ejemplo, ver (en francés) el sitio web www.electrosensible.solutions , el test hecho por Jacques Surbeck; allí están publicados los análisis de sangre hechos a 5 sujetos. Es acertado en este caso medir la vitamina D3, entre otras.
9.PRUEBAS BIOLÓGICAS DIFERENCIADAS: Medición de la histamina en sangre que puede multiplicarse por 10 así como la de los anticuerpos antiproteínas de estrés que evidencian las reacciones de sufrimiento de todo el organismo, sobre todo, con una inflamación del sistema nervioso central.


10.IMAGEN POR ECÓGRAFO DOPPLER CEREBRAL PULSA-DO: (Ver los trabajos del Prof. Lebar-Paris). Nos muestra las zonas del cerebro que se vuelven progresivamente isquémicas por hipoperfusión sanguínea principalmente en la zona relativa al sistema límbico e hipotalámico, ¡la misma en la que se inicia el Alzheimer!
IMPORTANTE: en pro de un absoluto rigor, lo ideal es poner previamente al sujeto en un medio ultraprotegido (sala pintada con pintura de shungita o carbono o tapizada con papeles especiales) antes de su inmersión en los campos del móvil (¡el MU- metal es un poco caro y queda reservado para los centros de investigación!).
Personalmente, sistematizo la medición del campo global en el lugar de exposición con un medidor de campo tipo Acustímetro EHF que posee un rango de frecuencia y un ancho de banda suficientemente amplio para nuestro trabajo. Sería mejor un análisis espectral que cubriese de 850 MHz a 2600 MHz para discriminar las ondas de telefonía (con una longitud de onda > 0,1 mm). Esta medida debe tomarse a la altura de la cabeza del sujeto. A pesar de ello, esto

permite cuantificar el CEM para obtener al menos una noción básica que pueda poner en relación los resultados con los sujetos. No olvidemos que se debe garantizar a estos pacientes tanto un “protocolo” como un perfecto seguimiento en cuanto a la reproducibilidad y al “calibrado” con respecto al medioambiente próximo. Yo verificaría, además, los efectos de la contaminación a 50 Hz de una vez por todas en el lugar en el que se hagan las mediciones (sistema Gigahertzio).

Casos clínicos
Voluntariamente me limitaré en este informe a dos casos muy elocuentes y significativamente convin-centes en el marco de la detección por imagen. Las mediciones se realizan con una cámara electrofotónica Bio-Well. Tanto la pertinencia de las imágenes así recogidas como los resultados obtenidos me permitieron evitar la “batería” de test y exámenes descrita más arriba. En este estadio ya teníamos la certeza del estado de EHS.

Gaël R.
Éste es el caso de un joven administrativo de 30 años, con diagnóstico de epilepsia y con 12 años de tratamiento alopático bastante fuerte para controlar sus crisis. Tras una primera visita a mi consulta en la que le prescribí una cura con oligoelementos y vitaminas, su estado mejoró ligeramente pero las crisis violentas de epilepsia persisten a pesar del tratamiento alopático en curso. Al volver a hacer las mediciones según el principio descrito en el punto 7 de mi protocolo, constato una gran diferencia en el sujeto cuando éste sencillamente utiliza una alfombrilla de toma de tierra especial para ordenador “Quantum Prevent” (concebida para las personas que pasan mucho tiempo en el despacho y ante la pantalla). Este producto es un material proveniente de la investigación aeronáutica. Resulta fácil constatar en las imágenes derivadas la mejora entre la primera y la segunda visita (imagen central), aunque en este estadio no supone más que una mejora parcial


el-balance-energetico-a-traves-de-la-imagen-electrofotonica-3

La última imagen está tomada el mismo día con un intervalo de 15 minutos, el tiempo de plantear algunas preguntas complementarias al paciente y de colocar la alfombrilla para ordenador sobre su asiento. En estas tres imágenes podemos constatar que la radiación electrofotónica del cuerpo tiende a reconstituirse fuertemente en la tercera imagen, al retomar el sujeto su energía por el simple proceso de “descarga”. Ahora observamos su nivel de estrés a partir de las tres mediciones que se suceden así como los niveles de energía y equilibrio de los diferentes órganos y sistemas. También aquí los resultados son evidentes.
A continuación se analiza el estado de salud del paciente obtenido por la constrastación de las diferentes medidas y datos de nivel de estrés, equilibrio de los meridianos de acupuntura

corporal, así como de los fenómenos de lateralidad derecha e izquierda a partir de la medición inicial. Así pues, resulta fácil ver en el diagrama siguiente la curva verde exterior a las otras dos está en proceso de alcanzar la zona de “normalidad” que, aquí, corresponde a la banda central verde del diagrama. Si observamos la curva anaranjada ligada a la primera medición constatamos con facilidad la disminución de la energía tendente al cero absoluto. Así pues, no es sorprendente viva un infierno en estos 12 años. El único consejo que se le ha dado en esta consulta ha sido el uso sistemático de la toma de tierra tanto cuando trabaje con el ordenador (instrumento de trabajo de este administrativo) como cuando esté en la cama, lugar en el que pasamos un tercio de la vida (con el cubrecolchón Quantum Prevent). Para el resto del día le aconsejé hacer lo mismo que yo: llevar en el cuello y lo

más cerca posible del timo (protección inmunitaria) un collar de shungita de cara a volver mucho más bio-compatibles los campos electromagnéticos medioam-bientales. Estas dos sencillas medidas son suficientes para evitar el señor Gaël R. cualquier recidiva posterior a la fecha de la consulta, es decir, ¡desde hace más de un año hasta el día de hoy!

Beata P.
Esta mujer joven, también en la treintena, cría a sus hijos en casa en un contexto preocupante: unas antenas recientemente colocada en las proximidades de su domicilio emiten de forma continua algo que ella nota muy claramente en su cuerpo y que se manifiesta asociado a determinados síntomas y enfermedades. Para colmo su marido, electricista


profesional, no puede hacer gran cosa para combatir estas campos nefastos prove-nientes del exterior. No obstante, tanto su esposa como él son conscientes de ello e intentan, en vano, solucionarlo. Su visita les permitió encontrar una solución cuando menos temporal a la situación. Veamos las mediciones. Como en el caso de Gaël R. comparamos su campo electrofotónico sin y con toma de tierra. Hay que destacar que las dos medidas se toman con un intervalo de sólo 5 minutos, el tiempo de explicar a la paciente el interés de una toma de tierra y de colocar su alfombrilla de tierra para el ordenador en el asiento de la silla. La imagen de la derecha es la prueba flagrante de que esta joven tenía su “campo vital” muy afectado por la contaminación electromag-nética medioambiental (electrosmog).

Comparamos ahora el nivel de estrés, de energía y el equilibrio de los diferentes sistemas y órganos en esta suerte de histograma que ¡tampoco deja duda alguna! El estrés físico inducido por esta auténtica electrificación del cuerpo cae vertigino-samente para mayor bien de nuestra paciente. Ella misma lo expresa tan pronto como se sienta sobre la alfombrilla para ordenador, sintiéndose más tranquila respecto a situaciones de transpiración que desaparecieron al instante.
Si observamos ahora el diagrama correspondiente al estado de salud de esta paciente constatamos, mejor aún que en el caso anterior, una normalización de su estado homeostático (capacidad permanente del cuerpo tendente al mejor estado de salud posible). Observamos que la curva azul del diagrama está perfectamente centrada sobre la banda verde (ideal) comparada con la curva

naranja que se situaba en una zona de baja homeostasis.
Lo siguiente será que se le dan los mismos consejos que a Gaël R. para que se beneficie de ello. Como complemento a esto, su marido, electricista, vigilará la calidad de la instalación eléctrica en su domicilio de cara crear un sistema biocompatible que no superponga a la contami-nación exógena una con-taminación interna ligada a su hábitat. Hay que destacar que este aspecto es muy importante ya que lo que afecta enormemente a las personas es, principalmente, el efecto de acumulación producido generalmente por la superposición de campos eléctricos y magnéticos desde los de muy baja frecuencia (Extremly low frequency = ELF) hasta los de muy alta frecuencia, del orden de los 8 MHz.


el-balance-energetico-a-traves-de-la-imagen-electrofotonica-5

el-balance-energetico-a-traves-de-la-imagen-electrofotonica-4

Conclusión
Distinguimos a través de estos dos casos que puede resultar muy fácil ofrecer un servicio a nuestros pacientes a partir de la sintomatología que a veces se nos escapa. En efecto, la electrohipersen-sibilidad (EHS) afecta cada vez a más personas y, según los expertos más eminentes, ¡se prevé para 2050 más de un 40% de población afectada por EHS! Una auténtica pandemia (cf: Prof. Dominique Belpomme, en el marco del coloquio organizado por la asamblea nacional para el 11 de febrero de 2016), por no hablar de una hecatombe, se prepara y debemos, los profesionales orientados hacia una salud duradera, ser los primeros en ocuparnos de todas estas personas que esperan una solución a su sufrimiento.

Los sitios web de información sobre este tema son numerosos y desde aquí les proponemos consultar dos sitios de referencia: el primero de cara a informar al público en general y a encontrar soluciones eventuales; el segundo es el organismo de referencia en Francia, gracias al cual yo me formé en todo lo relacionado con el tema de “mediciones y peritaje” en caso de litigio con los operadores.
Asimismo, existe una obra que he tenido el placer de escribir junto con el Dr. Gérard Dieuzaide y que señala todo aquello que puede ser de utilidad a los profesionales en materia de diagnóstico, titulado “Las enfermedades de las ondas”, publicado por Ediciones Obelisco. Para pedirlo pueden remitirse a nuestra página web www.quantumprevent.fr/es
A todos aquellos a quienes estas líneas ayudarán en su trabajo.


Christian BORDES
Osteópata D.O. y Bionutricionista
Director del IUMAB (International Union of Medical and Applied Bioelectrography)
Ex director del curso en la Universidad Paul Sabatier de Toulouse
Ex profesional en prácticas en el centro hospitalario-universitario de Toulouse-MK DE
Miembro de la Cámara Nacional de profesionales por la Salud Duradera
Formación universitaria en las especialidades de Electroterapia y Electrología
Investigador independiente de los CEM – Formación CRIIREM
Portavoz científico de asociaciones de víctimas de las ondas
Instructor autorizado en imagen electrofotónica
Tel. 665 533 410
Correo electrónico: bordes.christian@gmail.com
Páginas web: www.gdv-direct.com y biowell-es.6temflex.com